<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1530235790612713&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Cómo tener éxito con tu familia de acogida

9/08/19 8:53

Algo que genera muchos nervios a los estudiantes (y sobre todo a sus padres) antes de irse a estudiar un año escolar en el extranjero es cómo se llevarán con la familia de acogida. ¿Serán simpáticos? ¿Les caeré bien? ¿Me tratarán como uno más de la familia? 

Es muy fácil que todo vaya bien, pero para que eso sea así, requiere de un esfuerzo por parte del estudiante. Que las cosas funcionen y vayan sobre ruedas es responsabilidad de ambas partes. 

Aquí tenéis 15 consejos para evitar entrar en situaciones en las que os podáis sentir incómodos tanto vosotros como las familias. Son consejos muy simples. Sin embargo, a veces pueden convertirse en un auténtico reto para aquellos estudiantes más tímidos.

  • No seas tímido

Deja la vergüenza en casa y crea otra versión de ti. Pon el contador a cero y empieza a practicar inglés tanto como puedas. La familia te ayudará a desenvolverte, coger fluidez y te animará a hablar aunque te equivoques. ¡De los errores se aprende mucho!

  • Involúcrate en las actividades familiares

Aunque te dé un poco de vergüenza (o pereza), anímate a participar de las actividades familiares. Tu familia de acogida apreciará tu esfuerzo y de este modo tu inglés mejorará más rápido. Pasar todo el tiempo posible con ellos es fundamental para crear lazos y conseguir esa confianza que hará que te sientas como en casa mucho más rápido.

  • Ayuda en las pequeñas tareas domésticas

Ayudar a lavar los platos y recoger la mesa después de comer es algo imprescindible. Es muy normal que la familia de acogida te asigne algunos trabajos semanales como por ejemplo ayudar a pasar el aspirador o mantener el baño en condiciones. 

  • Haz preguntas

Cuando no entiendas alguna cosa, pregunta. Hacer preguntas es muy importante para evitar sentirte fuera de lugar. Haz todas las preguntas que necesites para sentirte cómodo. 

  • Mantén tu habitación limpia

Tu familia de acogida apreciará mucho que mantengas tu habitación limpia y hagas tu cama cada día. 

  • Lleva fotos de tu familia 

Tu familia de acogida estará interesada en conocerte mejor y saber de ti, de tus amigos y de tu familia. Lleva alguna foto para compartir una tarde todos juntos explicando historias familiares.

  • Si sabes cocinar… ¡manos a la masa!

Si sabes cocinar, ofrece preparar alguna comida o plato típico de tu país. Crearás ocasiones para recordar y tendrás la oportunidad de compartir más tiempo y, en consecuencia, dejarte conocer mejor. 

  • Si un tipo de comida no te gusta, dilo

Si la familia te ofrece un tipo de comida que no te gusta, díselo. Si no lo comunicas, la familia entenderá que la comida te gusta y lo cocinarán más a menudo. Es normal que haya cosas que no te gusten. ¡No pasa nada!

  • Piensa en positivo

Disfruta de los pequeños rincones de tu casa de acogida. No esperes encontrarte grandes mansiones como las que aparecen en las películas.

  • Los padres de acogida trabajan durante el día

La mayoría de padres y madres de acogida trabajan y están ocupados durante el día. Debes intentar ser autosuficiente y hacer cosas por tí mismo. No esperes que la familia de acogida te lo entregue todo hecho y masticado. Debes aprender a ser paciente y esperar a que lleguen cuando quieras pedir algo en concreto. 

  • Respeta el teléfono

Cuando necesites llamar a tus padres de acogida mientras trabajan o están ocupados, que sea por una urgencia. Todo el resto puede esperar al momento de la cena, que es cuando se reúne toda la familia. 

  • Pide permiso para invitar amigos a casa

Antes de invitar a tus amigos a casa, pide permiso a tu familia de acogida. Del mismo modo, si te invitan a casa de un amigo, pide permiso antes de ir. Asegúrate de que tu familia de acogida sabe dónde estás y dispone del teléfono de la persona que estás visitando en caso de emergencia. 

  • Pide permiso con antelación para tus planes

Pide siempre permiso con antelación si estás planeando salir a cenar fuera con amigos o si vas a volver más tarde de lo normal. De esta forma, tu familia de acogida podrá organizarse mejor.

  • Pregunta sobre las normas de la casa

Es importante que sepas qué normas hay en la casa y las cumplas. Cada familia tiene sus pequeñas diferencias y es importante que estés al tanto de ellas para poder cumplirlas.

  • Da las gracias

Asegúrate de dar las gracias incluso por pequeños gestos o detalles de la familia, como puede ser ayudarte con tus deberes o llevarte en coche al colegio. Esto les hará ver que aprecias sus gestos y estarán más dispuestos a hacerlo de nuevo.

 

Como veis, estos consejos se convierten en pequeños detalles del día a día fáciles de cumplir. Siguiendo estos tips, el inicio de la relación con tu familia de acogida puede ser mucho más fácil y dinámico para que todos os sintáis cómodos juntos más rápido. 

La relación que crees con tu familia de acogida es un pilar fundamental para sentirte como en casa durante tu año escolar en el extranjero. Conseguir su confianza es muy fácil, del mismo modo que es muy fácil romperla. Evita decir mentiras y crear un ambiente negativo en tu casa de acogida. 

Lo más importante es que seas tú mismo en todo momento. Que te sientas cómodo y te apetezca explicar cómo ha ido tu día durante la hora de la cena. También es importante interesarte por ellos y su jornada. 

Una buena relación con tu familia de acogida marcará un antes y un después a tu experiencia en el extranjero. Sigue estos pequeños consejos para sentirte como en casa durante tu año escolar en el extranjero para que se convierta en la experiencia de tu vida.

año-escolar-en-canada

Año escolar en Canadá

Estudia ESO o Bachillerato convalidando tus estudios.

Saber más

Suscríbete por email

Todavía no hay comentarios.

¿Quieres compartir un comentario?